7 Recompensas de Vivir Libre de Deudas

Brent Pittman —  05/29/2012

Credit CardsThis is a guest post by Jose Figueroa. Jose is a financial coach who focuses on the Spanish speaking community. 

Parece que los viejos hábitos tardan en morir. En un reciente artículo en la revista Money Magazine (Enero-Febrero 2012), se indica que a finales de 2008, las transacciones de tarjetas de débito crecieron a un ritmo más rápido que el uso de tarjetas de crédito. Sin embargo, desde el pasado mes de Abril, los consumidores han estado usando las tarjetas de crédito más y han regresado a los hábitos de compra previos a la recesión del 2008.

Los bancos están haciendo su parte también por el aumento gradual de solicitudes y están aumentando los incentivos. En el 2011, 8 de cada 10 ofertas de tarjetas de crédito eran para las tarjetas con algún tipo de opciones de recompensa. Parece que nada ha cambiado, porque no hemos aprendido las lecciones de la “Gran Recesión”.

Podrías pensar, que es una buena opción el tener una tarjeta de crédito para todos los premios y ofertas que te ayudarán en tiempos económicos difíciles. Sin embargo, me gustaría ofrecerte una perspectiva diferente. Mi esposa y yo recientemente celebramos nuestro cuarto aniversario de vivir libre de deudas. En Febrero de 2008, terminamos de pagar toda nuestra deuda de consumidor (tarjetas de crédito, préstamos estudiantiles, préstamos para automóviles, etc.) La vida es ahora diferente para nosotros y quisiera compartir las 7 recompensas de una vida libre de deudas:

7 Recompensas de Vivir Libre de Deudas

  1. No nos preocupamos por que los bancos aumenten las penalidades o las tasas de interés en tarjetas de crédito, porque no usamos las tarjetas de crédito.
  2. Nosotros no participamos en el juego “adivinar su puntuación FICO”. No me malinterpreten, nosotros si revisamos nuestro informe de crédito anualmente para asegurarnos de que esté correcto. Sin embargo, no nos basamos en la puntuación de FICO para saber que estamos ganando con nuestro dinero. Así que no nos preocupamos por las reglas de FICO para atinarle al numero mágico.
  3. Hemos construido una reserva de emergencia de 6 meses. Sin tener la muleta de las tarjetas de crédito, no teníamos otra alternativa. Ahora, si tenemos una emergencia tenemos el dinero para cubrir los gastos.
  4. Hemos aprendido la satisfacción y el contentamiento con lo que tenemos. Si queremos o necesitamos algo más, ahorramos el dinero en efectivo y lo compramos.
  5. Somos más selectivos y paciente con nuestras compras. Simplemente, no compramos algo sólo para obtener millas o puntos, o porque podamos evitar intereses por 90 días.
  6. Podemos ahorrar para nuestro retiro. Tenemos el dinero para ahorrar, ya que no se va a los pagos mensuales de las deudas.
  7. Somos capaces de dar más. Tenemos más ingresos disponibles ya que todo el dinero no va a los acreedores. ¡Esa es la recompensa más grande!

“Así como el rico gobierna al pobre, el que pide prestado es sirviente del que presta.”
Proverbios 22:7 (NTV)

Jose Figueroa is a bilingual financial coach in Texas. Find him at Figueroa Financial Counseling and on Twitter jfigueroa310

Photo Credit: Andres Rueda

Related posts:

Brent Pittman

Posts Twitter Google+

Brent is a financial coach and writer looking for the perfect donut. He believes personal finance should be both fun and accessible to anyone willing to learn.